AF

Por amplia mayoría, el pleno del Tribunal Constitucional (TC) rechazó en última instancia la acción de hábeas corpus presentada por el expresidente Alberto Fujimori para que se anule la condena de 25 años de prisión que se le impuso y con el fin de que sea sometido a un nuevo juicio oral por los casos Barrios Altos, La Cantuta y secuestros en los sótanos del Servicio de Inteligencia del Ejército.

La decición fue adoptada por seis votos a favor de que se desestime el recurso de la defensa legal del exmandatario y uno en contra (voto que habría sido emitido por el magistrado José Luis Sardón).

El pleno del TC también acordó por amplia mayoría declarar improcedente lo sostenido por la defensa de Fujimori respecto a que el presidente del tribunal que condenó al exmandatario, el juez supremos César San Martín, vulneró el principio de imparcialidad por supuestamente haber permitido influencias de juristas en su decisión a través de correos electrónicos.

¿Lesa humanidad?

Además el TC concluye que en el fallo de la Corte Suprema se establece que Alberto Fujimori fue condenado por delitos de homicidio calificado, lesiones graves y secuestro agravado y remarcó que el uso de la figura de lesa humanidad en el veredicto es algo declarativo pues es utilizado como un calificativo preexistente en el derecho internacional.

175017_132531

¿Qué cuestionaba Fujimori?

La defensa de Alberto Fujimori cuestionaba desde 2013 la supuesta imparcialidad del tribunal que lo sentenció (la Sala Penal Especial de la Corte Suprema) y pretendía un nuevo juicio con un nuevo tribunal. Además cuestionaba la tipificación como “crímenes de lesa humanidad” de los delitos de homicidio calificado, secuestro agravado y lesiones graves por los que el ex jefe de Estado fue condenado.

Además, en los alegatos de la petición, la defensa consideraba que no habría sido imparcial el accionar del juez César San Martín, quien presidió la sala judicial que procesó y condenó a Alberto Fujimori.

¿Su última oportunidad?

El Tribunal Constitucional era la última instancia en nuestro país a la que podía acudir el expresidente para que la justicia peruana reconozca, como pretendía su defensa, que los delitos por los que se le condenó no tendrían el carácter de lesa humanidad.

“Si nos declaran infundado, pero ellos (el TC) nos dicen que tenemos razón, que Fujimori no cometió delitos de lesa humanidad, ya ganamos. Es decir, perdiendo incluso, ganamos. Porque en realidad eso es lo que queremos”, había señalado antes de conocer la sentencia el abogado William Paco Castillo, defensor legal de Alberto Fujimori.

Fuente http://rpp.pe/

Comentarios

Comentarios