chavista

El gobierno de Venezuela plantea como fecha para el referéndum revocatorio después de febrero de 2017. De ser sacado Maduro, asumirá su actual vicepresidente.

La oposición en Venezuela tomó con prudencia la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de dar luz verde al referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. Era lo que esperaban pero no completamente. Al estimar como posible fecha para la consulta el mes de febrero o marzo de 2017, el chavismo busca la última salida para quedarse en el poder.

Plazos insuficientes. Si se cumplen los plazos que estima el CNE, la posibilidad de que la oposición asuma el gobierno inmediatamente queda anulada, puesto quie, según la ley, quien debe asumir el cargo es el vicepresidente en funciones, Jorge Arreaza. Para la Mesa de Unidad Democrática (MUD), esta no es una buena señal. “Ellos están en situación de quiebra, donde no pueden medirse en las urnas electorales ni en la calle”, ha dicho Jesús Torrealba, secretario general.

Dificultades. Con tal pérdida de popularidad, la salida del chavismo es prolongar el tiempo y retrasar aún más un proceso que, según los políticos opositores, está lleno de trabas y mala disposición. El paso previo para el revocatorio es la recaudación del 20% de firmas del padrón electoral, que son unos cuatro millones de votos. La recolección se hará entre el 26 y el 28 de octubre pero el CNE ha puesto rígidos horarios para la participación ciudadana: entre las 8 y 12 del día y la 1 y 4 de la tarde. Solo en estas horas se podrán registrar.

Proceso. A esto se suma la pequeña cantidad de máquinas para verificar identidades, unas 5,300 que se reparten en 1,356 centros de votación. el MUD prevé que las colas serán enormes y que no se llegará al 20% esperado. No descartan que los locales para votar puedan ser ubicados por el CNE en lugares alejados que dificulten los votos contra el presidente Maduro.

Protestas. La respuesta de la MUD a la estrategia oficialista es la presión popular, la manifestación. “Viene una protesta masiva, constitucional, pacífica y contundente en defensa de los derechos de la población”, dijo el representante opositor Torrealba, según informó El País.

Fechas. Su lucha ahora se centra en acelerar el proceso para que el referéndum se haga antes del 10 de enero y así evitar que quien asuma sea el vicepresidente. Si se logra y el pueblo venezolano decide que Maduro se debe ir, el chavismo habrá perdido su última batalla y la historia habrá cambiado radicalmente.

Fuente: rpp.pe/

Comentarios

Comentarios