detenidopreventiva

El Sexto Juzgado de Investigación Preparatoria de Cusco dispuso nueve meses de prisión preventiva para el panadero Wilfredo Gutiérrez Ccahuana (33) por el presunto asesinato de Flor Yeny Pacuala Sencia (21), su exconviviente y madre de su hijo de 2 años.

El crimen ocurrió el último domingo 21 en el pasaje Canchis del pueblo joven Chocco del distrito de Santiago, provincia de Cusco. Gutiérrez Ccahuana será internado en el penal de Qenccoro.

La jueza Zulai Sánchez Farfán dispuso el encarcelamiento inmediato luego del sustento por homicidio calificado, feminicidio, por la fiscal provincial penal de Santiago Cinthia Quispe Del Pozo.

Aquel día el homicida recogió de un colegio no escolarizado a su víctima con el fin de devolverle su celular que le robó una semana atrás, luego de leer sus mensajes de texto que alimentaron sus celos.

Después la llevó hasta el pasaje Canchis sacó el cuchillo Tramontina de 35 centímetros de su chaleco y la incrustó dos veces en el cuello, uno fue certero y provocó abundante sangrado y la muerte. La mujer incluso intentó defenderse y el sujeto fugó.

Al día siguiente la División de Investigación Criminal (Divincri), lo ubicó y capturó en el tercer nivel del hotel “Yuyo” del jirón Espinar del distrito de Wanchaq. Aquí después de un fallido intento de suicidio con raticida adulterada, confesó el crimen.

Durante la audiencia el tipo no habló, su rostro era de un arrepentido y aún confundido, la abogada de oficio que se le asignó justificó que se evaluara su procedencia (Chumbivilcas) y el grado de instrucción, posteriormente fue retirado a la carceleta del Palacio de Justicia de donde se ordenó sea trasladado al penal de Qenccoro.

Gutiérrez Ccahuana comenzó su relación con Pacuala Sencia el 2012, producto de ese amor, nació un bebé que ahora tiene 2 años y 8 meses. Éste incluso tiene otros dos hijos en una primera relación, que la abandonó y denunció por alimentos.

Comentarios

Comentarios