Luego de más de dos décadas de trabajo, el médico peruano Anthony Atala que dirige el Instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa, en Carolina del Norte en los Estados Unidos, ha logrado implantar con éxito en pacientes humanos una variedad de tejidos y órganos no tan complejos.

Gracias a la bioingeniería Atala y su equipo ha creado “a mano” uretras, cartílagos, vejigas, músculos y vaginas a partir de células del propio paciente. Para ello hicieron uso de una bioimpresora 3D que en lugar de tinta utiliza tejidos humanos.

Hace poco, el científico hizo noticia al crear una oreja que tras ser implantada en un roedor sobrevivió y desarrolló un sistema de vasos sanguíneos.

“Realmente esperamos que esta tecnología sea capaz de mejorar no solo en términos de calidad sino con el tiempo también salvar vidas”, señaló el profesional.

El gran desafío de este médico es regenerar en el laboratorio órganos más complejos como el riñón, hígado o el corazón.

Comentarios

Comentarios