MedicinaDelFuturo

Imagen: El Peruano

Niño afectado por rara enfermedad tuvo acceso al Centro Avanzado de Medicina Nuclear (CAMN) gracias al Seguro Integral de Salud (SIS). También pueden atenderse integrantes de FF. AA. y Policía Nacional.
Diego es un niño peruano de 11 años que disfruta de jugar al fútbol. Pero hace meses sintió que se le paralizaba el brazo y la pierna derecha. Esto alarmó a la familia. Su madre, Sandra Ortiz, de 37 años de edad, lo llevó a la posta del barrio, pero no dieron con el diagnóstico del mal. La señora Ortiz, de escasos recursos e inscrita en el Sistema Integral de Salud (SIS), inició un vía crusis por diversos centros médicos, hasta que llegó al hospital Loayza.

Allí, tras permanentes evaluaciones médicas, los galenos detectaron que Diego sufría del síndrome Moya Moya, un raro mal que afecta a una persona en un millón. Es una patología cerebrovascular que afecta a las arterias del cerebro y provoca parálisis de la mitad del cuerpo.

Luego de una junta médica, le recomendaron llevar a su hijo al Centro Avanzado de Medicina Nuclear (CAMN) para que le proporcionen un diagnóstico más certero y preciso. Los especialistas no sabían cómo enfrentar este tipo de dolencia.

“Las gestiones de los médicos y la comprensión de los funcionarios del SIS permitieron que Diego fuera sometido a uno de los tratamientos más modernos que existen en el Perú, como es la medicina nuclear”, sostiene Ortiz.

Cuenta con equipos médicos de última generación que permiten “escanear” todo el cuerpo humano o concentrarse en la parte afectada por una enfermedad. Tras las pruebas de rigor, arrojó un diagnóstico en imágenes nucleares de alta resolución.

“Mucha gente de escasos recursos no sabe que podemos acceder a estos modernos equipos a través del SIS; y yo soy testigo de ello”, sostiene Ortiz.

Venas del cerebro

El pasado 27 de diciembre, Diego perdió la movilidad en su brazo y pierna derecha por la falta de flujo de sangre cerebral en el hemisferio izquierdo. La señora contó que los médicos le informaron que su hijo sufría del mal de neurofibramatosis y el síndrome de Moya Moya.

Ese día, la joven mamá se enteró de que el mal impedía que la sangre llegue a una determinada zona del cerebro debido a una obstrucción en las venas.

La prueba fue monitoreada por un equipo de médicos peruanos nucleares. Durante 45 minutos se hizo un estudio detallado del cerebro del niño.

Según el médico nuclear, Richard Ledesma, la información que brindó este diagnóstico permitió a los médicos tratantes de Diego conocer los territorios del cerebro que se encuentran irrigados y cómo está su reserva sanguínea.

A partir de esta valiosa información los especialistas pudieron iniciar un tratamiento eficaz para brindar una mejor calidad de vida al pequeño. Ítalo Cavassa, directivo de dicho centro de diagnóstico, indicó que ya se ha atendido a pacientes provenientes del SIS y Essalud de las regiones Arequipa y Lambayeque.

Casos de cáncer

La prevención es la mejor cura contra el cáncer. Esta tecnología nuclear ha permitido que 50% de casos de cáncer atendidos en el CAMN se curen debido a la eficacia de la predicción. Desde 2010, se han atendido 7,203 pacientes, siendo los casos más frecuentes los linfomas, que representan el 16.62% de los casos tratados por los expertos.

En mujeres el más común sigue siendo el de mama (10.42%) y en hombres el de próstata (8%). El cáncer de pulmón es el más mortífero ya que representa el 10.48%.

Los oncólogos recuerdan que detectar un cáncer en una fase temprana multiplica las posibilidades de curación, por lo que el trabajo de los especialistas del CAMN ha sido importante para salvar vidas de pacientes.

Radiofármacos

La medicina nuclear es una especialidad de la medicina actual. Utilizan radiotrazadores o radiofármacos, que están formados por un fármaco transportador y un isótopo radiactivo. Estos radiofármacos se aplican dentro del organismo humano por diversas vías, siendo la más utilizada la vía intravenosa. Se trata de tecnología de punta para enfrentar los diversos males que aquejan a las personas. La medicina nuclear es de gran apoyo para el médico porque permite controlar el avance de la enfermedad mediante indicadores y diferenciar entre lesiones benignas y malignas para casos oncológicos.

Permite evaluar el funcionamiento metabólico o celular del organismo humano para establecer riesgos renales, cardíacos y de los huesos.

Datos

Este sistema cuenta con las más modernas herramientas tecnológicas para la detección temprana y diagnóstico, a través de imágenes de altísima resolución, para enfermedades oncológicas y carviovasculares. Además, ayuda a pronosticar males neurológicos como el Alzheimer.

Este diagnóstico permite un mejor tratamiento y salvar miles de vidas de pacientes con enfermedades terminales.

Tienen acceso a esta moderna herramienta médica los pacientes que cuentan con un seguro, tanto público (SIS, Essalud, FF. AA. y PNP) y privados, bajo prescripción de un médico.

7,203 pacientes han sido atendidos con este tipo de medicina.

La medicina nuclear ha permitido atender a pacientes afectados por raras enfermedades.

Fuente: Elperuano.com.pe

Comentarios

Comentarios